Presión de los neumáticos: guía completa

comprobar neumaticos

Mantener la presión correcta es esencial para la seguridad y eficiencia de tu vehículo. Este artículo ofrece una guía completa sobre la importancia de la presión de los neumáticos, cómo medirla correctamente y los riesgos asociados con una presión incorrecta. 

¿Cuál es la presión correcta de los neumáticos de un coche? 

La presión correcta varía según el vehículo y el tipo de neumático. Los fabricantes de automóviles especifican la presión recomendada en el manual del propietario y en una etiqueta ubicada generalmente en el marco de la puerta del conductor, en la tapa del combustible o en la guantera. 

Los factores influyen en la presión adecuada son el tipo de vehículo, ya que dependiendo de si son coches compactos, SUV, camiones y vehículos deportivos tienen diferentes requisitos de presión. Otro factor importante son las condiciones de carga, dado que, la presión puede variar si el coche está cargado con pasajeros y equipaje o si se usa para transportar cargas pesadas. Por último, debemos tener en cuenta el tipo de neumático, los neumáticos de invierno, verano y todoterreno tienen diferentes especificaciones de presión. 

llenar neumaticos

¿Cómo y cuándo comprobarla? 

Mantener la presión adecuada requiere revisiones periódicas. A continuación, se detalla cómo y cuándo comprobar la presión de los neumáticos. Aunque si tienes alguna duda al respecto, en CUPRA Surmoción te esperamos en nuestro Taller para asesorarte según tus necesidades. 

¿Cómo comprobar la presión? 

  • Usa un manómetro de calidad: Existen manómetros digitales y analógicos. Ambos son efectivos, pero los digitales suelen ser más precisos y fáciles de leer. 
  • Neumáticos fríos: La mejor práctica es medir la presión cuando las ruedas están frías, preferiblemente después de haber estado estacionado durante al menos tres horas o antes de iniciar el primer viaje del día. 
  • Retira la tapa de la válvula: Coloca el manómetro firmemente sobre la válvula del neumático para obtener una lectura precisa. 
  • Ajusta la presión: Si la presión es baja, añade aire hasta alcanzar el nivel recomendado. Si es alta, deja salir un poco de aire. 

¿Cuándo comprobar la presión? 

  • Mensualmente: Haz una revisión mensual para mantener la presión adecuada y detectar cualquier fuga lenta. 
  • Antes de viajes largos: Revisa la presión antes de emprender un viaje largo, especialmente si vas a llevar carga adicional. 
  • Cambios de temperatura: Las variaciones significativas de temperatura pueden afectar la presión. Durante el invierno y el verano, es importante verificar la presión con mayor frecuencia. 
testigos coche

Riesgos de una presión incorrecta en los neumáticos 

Conducir con una presión incorrecta en las ruedas puede tener consecuencias graves, tanto para la seguridad del vehículo como para su eficiencia. Aquí se detallan los principales riesgos asociados. 

Presión baja 

  • Mayor desgaste del neumático: Si tienen baja presión se desgastan más rápido en los bordes, reduciendo su vida útil. 
  • Mayor consumo de combustible: La resistencia al rodaje aumenta con neumáticos desinflados, lo que obliga al motor a trabajar más y, en consecuencia, aumenta el consumo de combustible. 
  • Menor control y estabilidad: Las ruedas con poca presión pueden provocar una menor respuesta del volante y aumentar la distancia de frenado, lo que incrementa el riesgo de accidentes. 
  • Sobrecalentamiento: La fricción adicional genera calor, lo que puede causar el sobrecalentamiento y, en casos extremos, el reventón del neumático. 

Presión alta 

  • Desgaste irregular: La presión excesiva hace que se desgasten más rápido en el centro de la banda de rodadura. 
  • Menor confort: Si están inflados en exceso hacen que el viaje sea más incómodo debido a una menor absorción de los baches y vibraciones. 
  • Mayor riesgo de daño: Cuando están sobreinflados son más susceptibles a daños por impacto, como baches o bordillos. 
  • Reducción en la tracción: Un neumático con presión alta tiene menos superficie de contacto con la carretera, lo que puede reducir la tracción y la capacidad de frenado. 

Riesgos comunes 

  • Aquaplaning: Tanto la presión baja como la alta pueden aumentar el riesgo de aquaplaning en condiciones de lluvia, disminuyendo la capacidad del neumático para evacuar el agua. 
  • Fallo del neumático: La combinación de desgaste irregular, calor excesivo y daños por impacto puede llevar al fallo repentino del neumático, poniendo en riesgo la seguridad del conductor y los pasajeros. 
Audi

Elige la página que deseas visitar

M.Conde Premium
Concesionario oficial Audi en Madrid y Leganés
Conde Taxi – Concesionario exclusivo del Taxi

Elige la página que deseas visitar

Conde Taxi
Concesionario exclusivo del Taxi
Das WeltAuto

Elige la página que deseas visitar

Das WeltAuto
Grupo M. Conde. Vehículos de Ocasión en Madrid
Lexus

Elige la página que deseas visitar

Lexus Valencia
Concesionario oficial Lexus en Valencia
Lexus Madrid Sur
Concesionario oficial Lexus en Madrid

Elige la página que deseas visitar

MConde Ocasión
Concesionario multimarca de vehículos de ocasión
Nissan

Elige la página que deseas visitar

Iberauto
Concesionario oficial Nissan en Majadahonda, Las Rozas y Collado Villalba
SEAT

Elige la página que deseas visitar

Ancrisa
Concesionario oficial SEAT en Madrid
Surmoción
Concesionario oficial SEAT en Leganés (Madrid)
Škoda

Elige la página que deseas visitar

AMS Conde
Concesionario oficial Škoda en Madrid y Majadahonda
Toyota

Elige la página que deseas visitar

Comauto Sur
Concesionario oficial Toyota en Leganés (Madrid)
Toyota Valencia
Concesionario oficial Toyota en Valencia
Volkswagen

Elige la página que deseas visitar

M.Conde
Concesionario oficial Volkswagen en Madrid
M.Conde – Ardasa 2000
Concesionario y taller Volkswagen en Madrid